Eco en un pasillo sin fin

Los blogs pueden incluir contenido sensible o desencadenante. Se recomienda discreción al lector.

La vida ya no tiene sentido.

A principios de esta semana, hacia el final de uno de mis turnos de trabajo, tuve una revelación.

Nuestro sistema ha sentido una constante corriente subterránea de miedo -miedo a no hacer lo suficiente para detener la cp- desde que éramos muy, muy jóvenes.

Una gran parte de nuestro cerebro se dedica constantemente a analizar este problema. Nunca dejamos de pensar en ello. Y eso no significa que nuestros esfuerzos o teorías hayan sido siempre correctos. De hecho, yo diría que entretenernos con cada resultado de cada solución solo nos ha hecho más temerarios y menos estables.

Pero en uno de nuestros turnos de cierre en el trabajo, finalmente nos dimos cuenta.

Esto es PTSD.

Esto es literalmente sólo PTSD.

Sé que parece obvio, pero te prometo que no teníamos ni idea hasta esta semana. Puede ser muy difícil diferenciar entre la intuición y una respuesta traumática cuando la respuesta traumática se basa en la supervivencia. "Así es como todos saldremos vivos de aquí" dice tu cerebro. Y se siente exactamente como el deseo de tu corazón, porque uno de los deseos de tu corazón ES sacar a todo el mundo. Porque tenías tantos amigos ahí dentro, y no puedes recordar quiénes son o si están bien. E incluso a los amigos que abusaron de ti, apenas puedes odiarlos, porque sabes lo que esa situación le hizo a TU cabeza. Lo único que importa es que todos puedan estar bien.

Sólo quiero que todos los que pasaron por eso puedan encontrar una familia que les quiera de verdad por lo que son. Que puedan elegir lo que quieren de la vida y sentirse felices al menos una parte del tiempo.

Y sigo queriendo intentarlo. Sigo pensando que las personas que han sufrido abusos crean arte que entiende la humanidad mejor que nadie. No digo esto para idealizarlo: que se joda cualquiera que diga que la gente necesita monetizar su trauma. Que se joda quien diga que los niños maltratados son santos que necesitan sostener el mundo. Que se joda la gente que trata la pérdida, el dolor y la desesperación como un regalo e intenta arrancarlos de las mentes de los demás.

Lo que digo es que, durante toda la existencia humana, personas codiciosas y repugnantes han visto que el trauma vende y han robado las voces de la gente. Mensajes que deberían haber sido capaces de ayudar son tergiversados en algo que mantiene a las personas maltratadas vilipendiadas por la sociedad.

Ponme en exhibición en una jaula de cristal y arráncame la lengua.

Así que creo que lo mejor que puedo hacer en mi vida es contar mi historia, tan inédita (emocionalmente al menos) como sea posible. Y animar a los demás a que hagan lo mismo. SI ASÍ LO DESEAN. Porque si alguien quiere dejarlo todo y seguir adelante, es una decisión increíblemente válida y no está mal ni equivocada en lo más mínimo. Seguir vivo y encontrar la manera de ser feliz en este retorcido lugar importa mucho más que intentar cambiar el mundo. Hacemos lo que podemos, porque hacer lo que DEBERÍA hacerse requeriría la cooperación de todos los seres humanos de este planeta. Y puede que eso nunca ocurra. Y disponemos de menos energía que la mayoría.

Porque esa sensación de que tienes que arreglarlo todo de golpe, de que todo depende de ti, de que nadie te ayudará si no lo haces tú... es un TEPT. Y trauma religioso, probablemente.

Me lo digo a mí mismo y a mi sistema, más que a cualquiera que me lea. Como dije, recién nos dimos cuenta esta semana. Todo por lo que hemos vivido equivale a huir de un carnívoro.

Esto significa que podemos ir más despacio.

Así podemos dedicar tiempo a crear arte, para ayudar a la gente y curarnos al mismo tiempo. En lugar de destrozar nuestro propio cerebro y esparcir los pedazos al viento. 

Voy a prepararme un té y... procesar.

-Creo que estoy en el subsistema de Katran, pero no estoy seguro

0 Comentarios
Feedbacks de Inline
Ver todos los comentarios
Ir al contenido