Nadie se detiene

Los blogs pueden incluir contenido sensible o desencadenante. Se recomienda discreción al lector.

Solía pensar que éramos tontos y bobos.

Pero cuanto más recuerdo.

Cuanto más me doy cuenta de lo consciente que fue el esfuerzo por ocultar algunos de nuestros alter ego a nuestros maltratadores. Los escondimos tan bien que seguimos engañándonos con éxito y trabajando para desenmarañar la confusión.

No somos estúpidos.

No somos débiles.

En realidad somos bastante listos.

Conocíamos nuestros límites e hicimos lo necesario para preservar nuestro futuro y nuestras vidas. Porque en el momento en que dejamos de luchar, estuvimos a un pelo del suicidio.

La forma más eficaz de engañar a alguien haciéndole creer que te crees sus chorradas es engañarte a ti mismo también.

No es un enfoque que yo recomendaría, ya que básicamente te estás inclinando hacia la luz de gas, y una vez que haces esto se vuelve extremadamente difícil escapar y recuperar tus recuerdos. Pero ahora estamos vivos gracias a ello. 

A medida que nuestros subsistemas se integran, los alter ego emergen en formas que no había visto en años. Intactos, seguros y nada parecidos a la ilusión que dejamos ver a nuestros abusadores.

Tenemos que dar a ciertos alter ego particulares más crédito por sus habilidades de actuación. Aunque algunos de nuestros agresores supieran que estábamos actuando -y sospecho que algunos de ellos lo sabían-, no consiguieron sus objetivos.

Estuvimos muy cerca de perder algunas de las cosas que más queremos, pero al final salimos con todo lo que importa. Todo, al menos, sobre lo que teníamos algún control.

Nos está llevando tiempo curarnos y crear cosas, pero eso es porque estamos dando espacio a nuestros alters, y a su vez ellos están dando espacio a las historias que están escribiendo.

Las historias están vivas en el sentido de que saben lo que quieren decir antes de que las escribas. Si escuchas una historia que quiere ser escrita, te dirá cómo se quiere escribir. Y no puedes controlar el ritmo de una conversación hablando por encima de tu interlocutor. 

Quizá tenga algo que ver con tener TID y amnesia. Quizá "mantener una conversación con una historia mientras la escribes" no sea más que alters diciéndonos cómo representarlos. ¿Pero eso no significa que escribir también nos va a ayudar a sanar? 

Lo mire por donde lo mire, no veo ninguna razón para dejar de avanzar.

 

0 Comentarios
Feedbacks de Inline
Ver todos los comentarios
Ir al contenido