Echo de menos las flores silvestres

Los blogs pueden incluir contenido sensible o desencadenante. Se recomienda discreción al lector.

En la casa donde crecí, cada primavera traía hepáticas, violetas y dientes de león. Trilliums en el bosque y madreselva en la linde del bosque.

No me gustó mudarme a un apartamento por muchas razones, pero echar de menos las flores silvestres fue una de las cosas más difíciles de asimilar. Ya no estamos en un apartamento, y al menos habrá dientes de león. Pero sigue sin ser lo mismo. 

Tenemos planes para ayudar a sobrellevar esta pérdida. Pinturas, punto de cruz, bordados en la ropa. Pero los planes son sólo planes cuando todavía estamos centrados en recordar quiénes somos y cómo amar el hecho de estar vivos. 

Para mí, el primer paso es acordarme de hablar con la casa. O, si eso es demasiado raro, querer a la casa como yo quiero. 

Nunca he sido capaz de interactuar con nada desde una perspectiva que no fuera la de una relación. Esta es una de las cosas por las que mi madre y yo estábamos en desacuerdo constantemente, aunque no creo que ella fuera consciente de por qué perdía toda motivación cuando intentaba trabajar desde su perspectiva. Necesitaba dedicar tiempo a conocer las cosas con las que interactuaba: en las tareas escolares los libros y el papel, en la limpieza los objetos implicados. Ella quería que fuera práctica y eficiente de inmediato, y yo simplemente... no podía. Primero tenía que dedicar tiempo a conocer los objetos que utilizaba.

Creo que, al menos en mi caso, está relacionado con la necesidad de atraer a mi vida tanta alegría como sea posible. Sobre todo cuando era niño y sufría los peores abusos. Si quería conservar mi sentido del yo -que era, esencialmente, mi autoexpresión, ya que era la única constante que sabía que tenía- necesitaba amar tanto como fuera posible. 

Es difícil amar a las personas que te hacen daño. Importante, en mi opinión, para tu propia tranquilidad, pero difícil. Sobre todo cuando te están enseñando que "amarlos" significa "hacer lo que dicen", y "hacer lo que dicen" significa "perder el sentido de uno mismo". 

Creo que es importante amar a la gente para poder desprenderte de ella y centrarte en ser honesto internamente. Pero, de nuevo, es difícil. Requiere tiempo y trabajo, y yo no siempre tenía la energía para centrarme en ello. Ni siquiera los medios para hacerlo. Al menos, no sin dejarme engañar y caer en la tentación de ser un clon en lugar de dejarme llevar. 

Así que me centré en amar la naturaleza, los objetos y las historias. Sobre todo los cuentos. Y nuestro sistema de parejas, por supuesto, pero no estábamos cerca de ellas tan a menudo como a alguno de los dos nos hubiera gustado. 

Todo esto es para decir que si voy a recuperar mis rutinas y poner la casa en orden, y si voy a hacerlo de una manera que sea útil y saludable para mí, en lugar de centrarme en machacarme, voy a tener que volver a la forma de pensar que me mantuvo vivo de niño. 

Ojalá hubiera sido más terca con mi necesidad de "hablar" con las cosas antes de usarlas. (Es difícil de describir. Es similar a la sensación de estar conectado a tierra y ser consciente de la presencia de todo lo que te rodea). Pero no fui tan terco como debería haber sido. Ahora me apresuro a hacer las cosas de la forma más práctica y eficaz posible, aunque cuando lo hago siento una sensación de tristeza y equivocación. 

Me va a llevar tiempo recordar cómo "hablar con la casa". 

Pero no me importa. No me importa que el progreso sea lento, porque Vuelvo a ser quien soy. No me he permitido centrarme en ser quien realmente soy durante tanto tiempo que ni siquiera recuerdo cómo llegué a este punto. ¿Por qué me quedé con mis maltratadores? Porque me mantuve en compañía de ellos durante años y años después de convertirme en adulta legal, y no me entiendo a mí misma. Sí, había luz de gas, pero sólo empeoraba cuanto más tiempo me quedaba. No entiendo por qué, después de ser tan testaruda durante toda mi infancia, simplemente... dejé de serlo. 

Supongo que no importa del todo. Ahora estoy viva y me estoy curando. No voy a dejar de vivir y no voy a dejar de recordar quién soy realmente en el fondo.

-Marionette

2 Comentarios
Más antiguo
Más reciente Más votados
Feedbacks de Inline
Ver todos los comentarios
t-e-c
Admin
hace 1 mes

Creo que Sharon ve el mundo más o menos así. A ella le va el "todo está vivo" y hablar con objetos inanimados. Yo, sólo hablo con ordenadores, porque obviamente están vivos 😉 -saoirse

Zarigüeya
hace 1 mes

Lol
¡Suenas como Lunaria en nuestro sistema!
Ha habido numerosas ocasiones en las que se ha tropezado y caído y luego se ha disculpado con quien la haya hecho tropezar por no haberlo visto...
Idk si tenemos más como ella o no ... ik para un /fact/ que tenemos al menos uno que no es así en absoluto
-Kyrenoc

Ir al contenido